jueves, 5 de noviembre de 2009

Autoestop. (hacer dedo)



Hacer autoestop o autostop (expresión tomada del francés faire de l'autostop) , hacer dedo, aventón, entre otros términos, es una práctica realizada por viajeros que buscan transporte con otros viajeros en automóvil, camión u otro medio de transporte. La distancia recorrida puede variar de una distancia corta que también podría fácilmente ser caminada, a una larga que puede requerir varios aventones.

Método.
Gesto común de autoestop.Para pedir autoestop, los autoestopistas, en muchas partes del mundo, comúnmente estiran su brazo hacia la calle o autopista y levantan el pulgar. Los conductores comprenden que esto es una señal de que la persona solicita que lo lleven. Un autoestopista también puede sostener un papel o cartón con el nombre de su destino escrito en él. Esto es para beneficio de los conductores, y les sirve para no detenerse a preguntarles adónde se dirigen.

En otros lugares se pueden usar otras señales. Por ejemplo, en Sudáfrica, un autoestopista enseña la parte trasera de su mano con el dedo índice levantado, en lugar del pulgar. En Polonia, la mano es extendida y agitada. En la India, la mano es agitada con la palma hacia abajo. En Israel, la seña es apuntar el camino con el dedo índice.

Casi nunca se da nada a cambio del favor de llevarlos, aunque a veces el viajero ofrece pagar dinero para el combustible. A otros conductores les basta el hecho de tener compañía en el camino.

Razones.
Un autoestopista puede tener varias razones para viajar de esa forma, entre ellas se encuentran:
• no puede pagar otra forma de transporte;
• falta de transporte público;
• no hay transporte público en el momento en que se desea viajar;
• el transporte público no pasa frecuentemente por ese lugar;
• el último tren o camión del día pasa muy temprano;
• perdió su camión o tren;
• por razones ecológicas o políticas (como reducir la dependencia en combustibles fósiles);
• por el reto de usar recursos limitados para llegar a algún lugar;
• por el sentido de aventura : viajar, conocer gente nueva e inesperada, o simplemente, no saber donde estará uno al final del día.

Los conductores también pueden tener varias razones para recoger autoestopistas, por ejemplo:
• quieren compañía al viajar;
• han viajado anteriormente como ellos y están conscientes de la dificultad de hacerlo;
• solicitan drogas o sexo;
• por sentido de responsabilidad social.

Conductores que han quedado varados o gente sin dinero o transporte como los indigentes frecuentemente recurren a pedir aventón, otros lo hacen por pasión e incluso como deporte.

Miscelánea.
En los Estados Unidos solía ser común pedir aventón desde los años 70, especialmente si se era joven. Sin embargo la práctica en dicho país ha declinado en las últimas décadas hasta el punto en que es extremadamente raro ver gente pidiendo aventón hoy en día.

En la primera década del siglo XXI, este progresivo movimiento hacia la autoorganización, importado de Europa del Este, aterriza en el continente americano. Primero en Estados Unidos, donde Digihitch se transforma en la primera página especializada con encuentros anuales de viajeros. En 2002 nace Autostop Argentina, que desde entonces realiza paralelamente en el continente sudamericano encuentros de autostopistas denominados "Pueblo Tomado".

Fuente: De Wikipedia, la enciclopedia libre

2 comentarios:

1600 Producciones dijo...

Siempre es fascinante cargar gente desconocida.
Recuerdo haber subido a una pareja bajando de la sierra de los Comechingones, previa advertencia: -Estoy sin frenos.-
- No importa vamos igual.-
Y así bajamos los cuatro, un par de miles de metros, frenendo con la caja y con la música aturdiéndonos. Luego ellos me recomendaron un mecánico y terminamos la noche entre cervezas y buena música.

dijo...

Wow esto es genial, he tenido la fortuna de que gente buena me de un aventon, es bueno saber que aun existe la amabilidad y es genial conocer gente de esta manera, entre el camino y la emocion de la travesia siempre hay algo bueno que contar. Buen post