sábado, 18 de julio de 2009

AMIA: A 15 años del ataque terrorista


El reloj de la AMIA, detenido a las 9.53, cuando estalló la bomba, y la máquina de un intelectual judío.

A 15 años del atentado que destruyó el edificio de la mutual judía AMIA y provocó la muerte de 85 personas, el Gobierno reconoció que la falta de castigo a los responsables del ataque "es una de las grandes deudas del Estado argentino" y se comprometió a insistir ante Irán para que identifique a los responsables y puedan ser juzgados.

Esta vez fue el flamante ministro de Justicia, Julio Alak, quien hizo el mea culpa ante la comunidad judía; además, aseguró que hay que "poner al Estado, una vez más, al servicio de la investigación" para "la identificación, detención y castigo de los responsables de este hecho atroz".

"Hay muchos desafíos que faltan; fundamentalmente, ponerse al servicio y ayudar a Interpol para que detenga a los responsables", sostuvo, y refirmó que "hay que insistir" ante Irán "para que identifique a los responsables y puedan ser juzgados". En la causa AMIA, hay siete ex funcionarios iraníes y un libanés, acusados de ser quienes planificaron el atentado terrorista ocurrido en la sede de mutual judía, de Pasteur 633, en el barrio porteño de Balvanera.

"Los nombres de los cabecillas se conocen" y son los de los ex funcionarios de la embajada de Irán en la Argentina que tienen pedido de captura, pero nunca fueron presos.

Pero el juez Rodolfo Canicoba Corral, que investiga el caso, reconoció que el avance "es lento y complicado" porque las detenciones "dependen de políticas internacionales que se le escapan no sólo a la Justicia, sino al Estado argentino".

A falta de un acto oficial para conmemorar un nuevo aniversario de la tragedia, debido a la pandemia de gripe A, la mayoría de los dirigentes comunitarios se reunieron en el Instituto IWO, entidad judía que rescató de entre las ruinas de la AMIA los libros de la biblioteca, muchos de ellos, salvados de sinagogas, durante la Segunda Guerra Mundial, por soldados aliados.

Ayer fueron exhibidos algunos de esos objetos, incluido un reloj del edificio que quedó parado a las 9.53, la hora exacta en que una Trafic cargada de explosivos se estrelló contra la mutual y la demolió desde sus cimientos. También se exhibió la máquina de escribir retorcida del escritor judío Samuel Rollansky y una escultura de Israel Hoffman.

Durante el acto se homenajeó a los voluntarios que colaboraron en la búsqueda de los libros y se lanzó una convocatoria para reunirlos el año próximo en la misma fecha.

Fuente: Diario la Nacion
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1151850

1 comentario:

Narrador de Historias dijo...

los politicos se pasean, los ministros de justicia hacen presencia, pero las victimas y todo el pueblo argentino esperamos justicia.