martes, 4 de mayo de 2010

¿Qué es visualizar?

La visualización creativa es un proceso de formación de imágenes o pensamientos, realizado de modo consciente, y que luego serán transmitidos a nuestras actitudes
en forma de señales o mandatos.
Normalmente, el ser humano está continuamente creando imágenes o pensamientos, inconscientemente, nosotros no queremos crear la enfermedad, ni la pobreza, ni la angustia o el descontento.
Sin embargo, muchas veces ellos aparecen...
Por qué? porque el cerebro trabaja incansablemente, como una computadora que siempre está encendida, día y noche y nunca descansa.
El cerebro no duerme cuando nosotros dormimos, sigue, y sigue trabajando a favor o en contra.
Es por eso que debemos aprender a controlarlo.
No se trata de pensar ingenuamente, que todo es como nosotros creemos.
Se trata de educar en cierto modo al pensamiento. Pero esto no es tan sencillo, me dirás.
No lo es, sin embargo, todos podemos hacerlo, inclusive aquellos que en
principio no crean, si se lo proponen y ejercitan, verán resultados que
realmente los alentarán a seguir.
Visualización creativa ¿Qué es? Antes de contestar la pregunta, permítame asegurarle que no es difícil de hacer (en efecto todos lo hacen, pero la mayoría de la gente lo hace "negativamente" con resultados adversos).
Siempre hablamos del "uso eficiente de los recursos naturales", pero escasamente explotamos el potencial de nuestro propio yo —somos el recurso más subutilizado que se pueda imaginar—Tenemos esta maravillosa computadora que llamamos cerebro; y aún más poseemos conciencia. Somos parte orgánica del universo infinito.
Tenemos tanta capacidad que en realidad ni siquiera es correcto decir que "usamos sólo el 10% de nuestro potencial".
La verdad es que ni siquiera utilizamos ese porcentaje... Tal vez 10% sería el estándar para la persona exitosa promedio en el mundo de hoy, pero la gran mayoría usa mucho menos de eso. Por eso es que la gran mayoría no son exitosos.

¿Qué queremos decir con "éxito"?
No sólo ser rico, o tener todo lo que pueda desear.
Es vivir una vida plena y significativa en la cual logramos realmente lo que pretendemos hacer —en ser saludable, feliz, seguro; en nuestro matrimonio, nuestras finanzas, o educación; al pintar un cuadro o construir un puente, en el alto desempeño en el trabajo y con conseguir el que queremos—; al llegar a ser la persona que queremos ser.

¿Qué es la visualización creativa?
La llamamos "poder de éxito".
Significa tener idea, o una imagen de lo que queremos crear: reconocer que para satisfacer nuestras metas (no importa las que puedan ser) tenemos que imaginar nuestra presente realidad transformada en algo que queremos, y luego lograr esa transformación.
También podemos decir que la visualización creativa es la que pone de relieve al ser humano con respecto a las otras formas de vida para quienes el éxito es mayormente supervivencia.

Tenemos muchas metas —mayormente medidas— ya sea en términos económicos o espirituales, debido a que estamos sobre el nivel de supervivencia. Podemos desear "cosas"; queremos ser hermosos y atractivos, respetados y admirados; quizás deseamos posición social, reconocimiento, o seguridad; buscamos un amante, compañero, hijos, amigos; buscamos conocimiento, habilidad y facultades. Y podemos arreglar nuestras metas en una serie de pasos como una escalera, de menor a mayor. Cada paso es la base para el siguiente. Podemos hacer un plan, o un mapa, para ir de un nivel de logro al siguiente. Eso es sensato y en verdad debe aprender a examinar sus metas y hacer tal plan.

Pero hay más para el éxito que lograr un objetivo después de otro. Existe lo que algunas veces ha sido llamado "el factor suerte": la habilidad de atraer las oportunidades para contribuir al éxito. El deseo es una forma de energía, una "electricidad emocional", podríamos decir. Y cuando provee de electricidad a algo siempre se crea un campo magnético. Pero esto puede funcionar de dos formas.
Un antiguo presidente americano, Franklin D. Roosvelt, dijo una vez: "lo único que tenemos que temer es al temor mismo". El temor atrae aquellas mismas cosas que no queremos.
El temor es una emoción muy poderosa, y esa energía, unida con una imagen de lo temido, crea esas circunstancias para que suceda lo que se teme.

Un ejemplo simple: usted puede caminar fácilmente encima de un tablón plano de madera colocado sobre el suelo; pero coloque ese mismo tablón entre dos escaleras de peldaños, y su imagen de caer se vuelve tan poderosa que posiblemente caerá. (Bajo hipnosis, donde la imagen de caer es remplazada con una "ilusión" de que el tablón todavía está sobre el suelo, usted muy probablemente tendrá éxito).
Sin embargo, el factor suerte es más que "crear ilusiones", como se contrasta con las técnicas para lograr exitosamente metas específicas que serán enseñadas en este libro. Es la dinámica positiva general identificada comúnmente como "confianza en sí mismo", "equilibrio", "ganar", etc. Incluye la "imagen del yo positivo" en la cual se ve a sí mismo como la clase de persona que quiere ser, viviendo la vida que quiere vivir, saludable, rico, feliz, exitoso, hermoso, rodeado de amigos y oportunidades.

La oportunidad no golpea sólo una vez.
Una persona exitosa atrae oportunidades y éstas son el campo en el cual plantar, nutrir y cosechar las metas específicas que se tienen.
Y, sorprendentemente, un poderoso factor de suerte a menudo parece repeler las oportunidades de daños o fracasos. Es un aura o "fuerza de campo" dentro del cual se crea un ambiente especial.
Hay personas que finalmente ascienden al éxito, venciendo obstáculos y desventajas, aun cuando hayan fallado antes. Y hay personas que son exitosas en todo lo que hacen, quienes nunca han sufrido un fracaso de ninguna clase.
Y algunas veces la magnitud de su éxito es tan grande, o la "suerte" que los rodea tan sorprendente, que creemos que están benditos.
Estas son personas que "creen en ellas mismas" y en lo que están haciendo; su visión a menudo es tan grande que abarca una nación, un pueblo, un mundo.

Reconociendo que todos tenemos mayor capacidad de la que exhibimos, diremos que la visualización creativa es una técnica para movilizar nuestros recursos interiores para el éxito.
Dentro de cada uno de nosotros existe un gran computador escasamente operando; y hay un "programador" que puede poner a trabajar esta tremenda capacidad para lograr lo que queramos.
La visualización creativa es una forma de dar instrucciones al programador.
Pensamos en términos de tres dimensiones, algunas veces hablamos en términos de cuatro —pero en realidad vivimos en un universo de muchas dimensiones, y es de alguna de estas otras dimensiones que podemos atraer las oportunidades de éxito—. La visualización creativa es un método para abrir canales desde estas dimensiones a fin de traernos la riqueza del universo.

Con una serie de ejercicios de fácil seguimiento, su mente estará programada para llevar sus deseos a una feliz realización. ¡Podrá cambiar su vida!
La visualización creativa pone el universo a trabajar para usted. Y, usar las técnicas de visualización creativa lo coloca en una relación positiva con la dinámica del universo. Cari Llewellyn Weschcke
(Tomado del libro Shakti Gawain “La Visualización Creativa”)
La visualización creativa no es solamente una técnica, sino que, en última instancia, es también un estado de conciencia. Un estado que nos permite ver profundamente que somos los continuos creadores de nuestro universo y que nos responsabilizamos de ello en todo momento.

No hay nada que nos separe de Dios. Somos expresiones divinas del principio de creación en este nivel de la existencia. La carencia y la escasez real no pueden existir. No hay nada que tengamos que hacer para atraer o conseguir algo, porque el potencial de todo ello se halla en nuestro interior. La manifestación a través de la visualización creativa es el proceso que hace posible que veamos o advirtamos nuestro potencial divino en el plano físico.
Una necesidad básica de todo ser humano es la de aportar una contribución positiva al mundo y a nuestros semejantes, así como prosperar y disfrutar de la vida. Tenemos mucho que ofrecer al mundo y a los demás, y cada uno de nosotros, de una manera única y específica. En gran medida, nuestra sensación de bienestar personal está en función del grado en que seamos capaces de expresar este hecho.
Todos tenemos algo importante que hacer en esta vida. Ese algo puede ser muy sencillo o abarcar muchos aspectos. A esta contribución la llamo «nuestro propósito más elevado», que implica siempre ser uno mismo de manera plena y natural, y hacer algo, o muchas cosas, que realmente deseemos hacer de forma espontánea.

En el fondo de nuestro corazón todos sabemos cuál es nuestro propósito más elevado, aunque a veces no lo reconozcamos conscientemente ni ante nosotros mismos. De hecho, la mayoría de las personas dan la impresión de recorrer grandes distancias para ocultarse de sí mismas y de los demás. Temen y tratan de eludir el poder, la responsabilidad y la luz que significa asumir y expresar sus verdaderos propósitos en la vida.
Al utilizar la visualización creativa descubrirá que cada vez sintoniza mejor y más conscientemente con su meta más elevada. Analice los elementos más recurrentes en sus sueños, los objetivos y fantasías, las cualidades específicas que impregnan las cosas que hace y que crea. Se trata de claves importantes para entender el propósito y el sentido subyacentes en su vida.

Con la visualización creativa descubrirá que su capacidad para realizarse está en función de la medida en que actúe de acuerdo con su propósito más elevado.
Si trata de conseguir algo y no acierta a lograrlo, puede que no se ajuste a las pautas y al sentido subyacentes en su vida. Tenga paciencia y no pierda el contacto con su guía interior.
Cuando vaya adquiriendo una mayor perspectiva, verá cómo todo se desarrolla perfectamente.
Vivimos una época de grandes transformaciones en nuestro planeta. Y todos tenemos un papel que representar, que se concreta en estar dispuestos a aceptar nuestro magnífico y verdadero ser.
Su vida es una obra de arte

Me gusta imaginar que soy una artista y que mi vida es mi mejor obra de arte. Cada momento es un momento de creación, y cada momento de creación encierra infinitas posibilidades. Puedo hacer las cosas como siempre o evaluar todas las demás posibilidades, intentar algo nuevo y distinto, potencialmente más gratificante. Cada momento nos brinda una nueva oportunidad y una nueva decisión.
¡Qué maravilloso juego es el nuestro! ¡Que arte tan magnífico!

No hay comentarios: