viernes, 24 de julio de 2009

Pacifismo.

Mahatma Gandhi, representante ilustre del Pacifismo moderno. El pacifismo es el conjunto de doctrinas encaminadas a mantener la paz entre las naciones. Se opone a la guerra y a otras formas de violencia a través de un movimiento político, religioso, o como una ideología específica. Algunos de los medios de los que se vale el pacifismo en la búsqueda de sus fines son: La no violencia activa, la diplomacia, la desobediencia civil, el boicot, la objeción de conciencia, las campañas de divulgación y la educación por la paz.

Generalmente se reconocen dos tipos de pacifismos:
El pacifismo absoluto o radical: rechaza la violencia en cualquiera de sus formas, considerando que todo acto violento genera más violencia, siendo contraproducente su uso.
El pacifismo relativo o moderado: rechaza en principio el uso de la fuerza, pero la admite para defenderse de amenazas extremas.

Historia.
La aparición del pacifismo se remontará a cuando los primeros cristianos se negaron a tomar armas y ejercer la violencia, para lo que utilizaron una frase del Sermón de la montaña: "No resistáis al mal con la fuerza".

Pasándose los siglos, varios grupos cristianos enseñaron el pacifismo (o sea "la no resistencia"), como los valdenses, la hermandad de Moravia, los anabaptistas, los cuáqueros, los primeros metodistas y otros grupos menores. En la actualidad, son mayormente los grupos descendientes de los anabaptistas (los amish, los menonitas y los huteritas) quiénes practican la no resistencia como doctrina esencial.

El pacifismo moderno.
Pero los impulsos al pacifismo más fuertes e importantes fueron los de algunos sus defensores, como Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Óscar Romero. Estas personas, aparte de escribir sobre el pacifismo, lo llevaron a la práctica:

Gandhi (1869-1948) fue un abogado y político hindú que luchó en el Movimiento de Independencia indio por sus propios métodos, como el ayuno limitado y la intercepción de trenes por una multitud sin armas que se tendía a lo largo de las via. Como adalid del nacionalismo indio, predicó la paz de diversas maneras, y fue encarcelado por ello varias veces. Una vez puesto en libertad, sufrió varios atentados y lo asesinó un fanático hindú en Delhi (India). Sus cenizas fueron lanzadas al río Ganges.


También fueron importantes las protestas contra la guerra de Vietnam en Estados Unidos, y Movimiento antinuclear durante la guerra fría. En gran parte fue llevado a delante por el movimiento hippie.

Siglo XXI.

La Guerra de Iraq ha servido como detonante para revitalizar un movimiento que llevaba tiempo fuera de las portadas. Las manifestaciones contra la invasión de Iraq de 2003 fueron convocadas simultáneamente en todo el mundo, siendo las primeras convocatorias de carácter realmente global de la historia. Las manifestaciones fueron especialmente relevantes en los países comprometidos con la invasión (Australia, Estados Unidos, España, Gran Bretaña, Portugal, Polonia, Italia). Éstas fueron las primera manifestaciones convocadas por internet y SMS, y se mostró la efectividad de los nuevos medios, ya que la protesta mundial (o marcha por la paz) se comenzó a organizar sólo un mes antes de su realización. Las circunstancias locales permitieron su perduración en el tiempo, sobre todo en Gran Bretaña, Estados Unidos, España e Italia, donde pudieron servir de bandera de enganche contra los Gobiernos en el poder, contribuyendo así al vuelco electoral en España e Italia.

El lema universalmente adoptado fue No a la guerra.

El 15 de febrero de 2003 tuvo lugar la mayor de las manifestaciones, consiguiéndose la mayor movilización mundial en la Historia. Millones de personas salieron a las calles en muchas ciudades, encabezadas por Roma con 2 millones de manifestantes. Cabe destacar el baile de cifras, en cuanto al número de manifestantes en las principales ciudades de los países cuyos gobiernos apoyaron la invasión. Fue muy grande la diferencia entre los datos oficiales dados por las administraciones y las dadas por los convocantes; cada uno defendiendo sus intereses. Un claro ejemplo es Madrid, donde el número de manifestantes fue muy superior a los 660.000 oficiales, aunque es muy posible que no llegaran a los 2 millones de personas según los convocantes, siendo una cifra intermedia el dato real.

De forma concomitante al gran movimiento creado al calor de la guerra contra el terrorismo, en el movimiento pacifista actual existen dos grandes corrientes:

Grupos de pacifismo reformista que tratan de ignorar las contradicciones sociales y predican la paz entre todos por sobre todas las cosas de manera muy poco crítica. Aquí se ubican grupos llamados pacifismo conservacionista, pacifistas ciudadanos, movilizaciones por el civismo, etc.
Por otro lado están los grupos que creen en la acción no violenta para el realizar cambios radicales (incluso revoluciones) y para enfrentar los conflictos han tomado los términos activista no violento, pacifista militante, etc, para recalcar la necesidad de la acción, la realidad de los conflictos sociales y la postura de enfrentamiento contra estructuras autoritarias de una manera radical, llevando a cabo acciones que pueden incluir el boicot y el sabotaje pero no la agresión a personas, menos aún de manera mortal. Entre estos se ubican los anti-militaristas y los anarcopacifistas por ejemplo

Fuente: De Wikipedia, la enciclopedia libre

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sos un capo. un abrazo jipi

Anónimo dijo...

quise poner es un capo!!! jajaja